El Atlético está en pleno cambio de ciclo, y esta temporada invirtieron 243 millones de euros en 9 incorporaciones

Bajas como las de Griezmann, Godín, Lucas, Rodri y compañía… fueron considerables. Aunque las altas han sido puro aire fresco y parece que estuviesen predestinados para vestir la elástica rojiblanca del Atlético. 

Héctor Herrera (traspaso libre)

Fuente: Twitter del Atlético de Madrid

Uno más para la lista de futbolistas que pescó el Atlético en la liga portuguesa. El mexicano, por sus características y estilo de juego, encajaba a la perfección en el esquema del Atlético de Madrid. La teoría era excelente, pero la práctica no ha sido así. En cuanto a rendimiento mostrado, podríamos estar hablando del “peor” fichaje de esta reconstrucción. 

Tuvo enfrentamientos notables, aunque otros también de nivel insuficiente. Es un futbolista que gozando de más minutos, y en su máximo nivel, podría ser pieza clave para el Cholo. Lastimosamente, hoy por hoy no es así. También hay que añadir que fue una incorporación a coste cero y que aún puede darte un lustro a buen nivel.

Ivan Saponjic (500.000 euros)

Fuente: Instagram de Ivan Saponjić

A priori, un futbolista desconocido y que Simeone tampoco ha dejado conocer. Saponjić militaba en el filial del Benfica y decidieron ficharle como apuesta de futuro. Un delantero alto y corpulento, que para el juego áereo del Atleti, es más que válido. 

Haciendo recuento de minutos disputados, solamente tuvo dos oportunidades en Liga y una en Copa. Además, en competición liguera ha jugado 4 minutos en 2 encuentros, los famosos ‘minutos de la basura’ y sin apenas poder probarse de cara a portería. En Copa salió en el once inicial y fue sustituido en el 60’, donde más tarde el Atlético caería eliminado. 

Sería injusto hacer una valoración del serbio, ya que no ha contado con oportunidades para demostrar su valía.

Renan Lodi (20 millones de euros)

Fuente: Twitter del Atlético de Madrid

Ser el sustituto de Filipe Luis no es nada sencillo, y menos para un chaval de 22 años que proviene del fútbol brasileño. Pese a ello, el lateral brasileño ha sabido soportar este peso y crecer como futbolista.

Su llegada, al igual que muchas otras, generó dudas. Tenía carencias defensivas y tendía a sumarse en exceso a la parcela ofensiva. Inclusive Saúl, siendo centrocampista, llegó a cubrir su lugar. 

Estos meses bajo los mandos del técnico argentino ha sabido solventar esos problemas y asentarse con un alto nivel. Eliminatorias de Champions como la de octavos ante el Liverpool, entre otras citas importantes, han hecho que Lodi se sienta más integrado al equipo. El carril zurdo del Atleti está más que bien cubierto, Renan es presente y futuro.

Felipe (20 millones)

Fuente: Instagram de Felipe

Buen negocio hicieron los rojiblancos con el Oporto. Llegó sin hacer ruido, para ser un central más y ampliar el fondo de armario. A sus 30 años, nadie tenía tantas expectativas puestas en él, pero a base de aprovechar las oportunidades brindadas y trabajar en silencio, a día de hoy es uno de los fijos en la zaga colchonera. 

Un chico comedido, que el ruido que ha tenido que hacer, lo ha hecho en el campo. No se complica en la toma de decisiones y es muy sólido en la marca. Su buena integración al equipo, ha hecho menos trascendental la baja de Godín. Una de las revelaciones de la temporada, sin duda alguna. 

Kieran Trippier (22 millones)

Fuente: Instagram de Kieran Trippier

El inglés llevaba toda su carrera en Inglaterra y necesitaba un cambio de aires. Una nefasta campaña con los Spurs, además de aquella final perdida en el Metropolitano, lo hicieron decantarse por una salida. 

Los británicos tienen fama de “no triunfar fuera de la Premier League”. Por ello, este tipo de transferencias generan cierto revuelo. Los últimos años se ha podido comprobar que solamente es una leyenda sin credibilidad alguna. 

Trippier encajó desde el primer momento y conquistó el corazón de los atléticos. Sus internadas por la banda y su precisión a balón parado, tiene cautivados a los indios. El inglés ha sido otro gran acierto por parte de la directiva y más allá de lo deportivo, afirmó que si hubiese llegado a saber lo agusto que estaría en el club, habría venido antes.

Mario Hermoso (25 millones de euros)

Fuente: Twitter del Atlético de Madrid

No fue el Hermoso de la temporada anterior. El Atleti ha vivido un curso lastrado por las lesiones, no obstante también sirvió para que jugadores con un rol más secundario entrasen en escena. Asimismo, el central español disputó tramos de temporada e incluso rindió a un alto nivel en partidos importantes.

El Cholo barajaba la posibilidad de su polivalencia, aunque no ha optado por utilizar esa baza. Mario es un futbolista de futuro y puede dar mucho al club si recibe más minutos, pero actualmente el gran nivel de los zagueros, hace posicionarle como cuarto central.

Marcos Llorente (30 millones de euros)

30 millones que se han quedado baratos,aunque desde un inicio en el Metropolitano nadie pensaba así. Llegó con un mal cartel. Provenía del eterno rival tras haber sido un canterano rojiblanco, portaba el dorsal ‘14’ del mítico Gabi y su rendimiento deportivo no era el esperado. Un partido de pretemporada dónde fue expulsado, ya le hizo empezar con mal pie.

Las lesiones de otros compañeros le permitieron entrar al verde. Consiguió rehacerse y ganar la confianza de los colchoneros en el terreno de juego. Exhibiciones como la de Anfield hicieron despuntar su caché. Además, el deslumbrante regreso que tuvo tras el COVID-19 demuestra que Marcos Llorente no es una casualidad, si no una realidad.

Fuente: Twitter del Atlético de Madrid

Simeone ha sabido encontrarle un hueco. Después del doblete ante el Liverpool y percatarse de su gran golpeo, le posicionó como segundo delantero. Desde la marcha de Raúl Garcia, el Atlético no había encontrado un perfil parecido y Llorente parece ser el hombre.

Otra de sus mayores virtudes es su despliegue físico. Acecha las bandas rivales y se introduce como un auténtico puñal para repartir asistencias a sus compañeros. Ha participado en 8 tantos en sus últimos 11 partidos, anotando 4 dianas y dando 4 asistencias. Simeone también le utilizó en la banda y cumplió, demostrando así ser un todoterreno en toda regla. 

João Félix (126 millones de euros)

Fuente: Instagram de João Félix

Podríamos estar hablando de la apuesta más arriesgada de la historia del fútbol. Procedente del Benfica, con 19 años se convirtió en el traspaso más caro del club y fue de los fichajes más mediáticos del mercado. 

La apuesta por João se mostraba arriesgada por el hecho de que el portugués solamente disputó casi una temporada a nivel profesional. En 43 encuentros, hizo 20 goles y repartió 11 asistencias, para lograr alzarse con la Liga NOS. Números más que notables para un chico de su edad y siendo su primera campaña en la élite.

Un factor que le ha condicionado mucho ha sido el nivel de la Liga, además del estilo de juego cholista. Este sistema le ayuda a mejorar en tareas defensivas y ser más completo. Su adaptación ha estado lastrada por las lesiones. Cuando el Menino daba síntomas de parecer entonado, padecía una lesión. 

La siguiente temporada será una prueba de fuego para el portugués. A priori, tendrá más continuidad y supuestamente ya estará integrado en la dinámica del equipo. Aún es muy joven para poder saber si la siguiente temporada habrá sido un fracaso para el club,o no. Calidad tiene, y de sobras, solamente es cuestión de tiempo y paciencia. 

Yannick Carrasco (Préstamo)

Fuente: Twitter de Yannick Carrasco

El belga ya se vistió de rojiblanco años anteriores. Su salida sorprendió a propios y extraños. Se marchó a China con Nico Gaitán en 2018 y se le perdió la pista por completo. En liga hizo buenos registros, pero se dio cuenta que se le quedaba pequeña.

El frustrado fichaje de Cavani y la necesidad de gol en enero, hizo prioritaria la adquisición de un delantero. La vuelta de Carrasco hizo devolverle la ilusión a una afición un tanto cabizbaja por el rendimiento en la temporada. 

No lograba consolidarse en el once inicial, ya que la liga en China había finalizado hace tiempo y no estaba en forma. En esta vuelta tras el parón, ha rendido a un nivel excelente, haciendo recordar al Carrasco del Calderón. El belga aporta un ritmo distinto y cuando sale en las segundas partes, consigue romper los partidos. Tenerle de vuelta es una gran noticia para la entidad rojiblanca, aunque aún está pendiente su compra del Dalian Yifang.

Daniel Quintana Tejeda

Daniel Quintana Tejeda

Estudiante de Bachillerato Social

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here