El Atlético de Madrid pagó 70 millones de euros por Lemar, por el momento, el rendimiento del francés, deja mucho que desear a los aficionados

Thomas Lemar fichó por el Atlético de Madrid por 70 millones de euros, convirtiéndose en el traspaso más caro de la historia del club hasta la fecha. Pero, por el momento, su rendimiento está siendo bastante decepcionante.

Campeón del mundo y amigo de Griezmann

Fuente: Mundo Deportivo

El galo venía de ser campeón mundialista con Francia, y algunos clubes de la Premier League ya le sondeaban por sus buenas actuaciones en el conjunto monegasco. Bajo las órdenes de Jardim, anotó 14 dianas y repartió 18 asistencias, en aquel recordado Mónaco que eliminó al Manchester City de la Champions League. 

El siguiente año sus números decrecieron. Solo vio portería en 3 ocasiones y pudo asistir 10 veces. El ser campeón del Mundial arregló dicho descenso. Aunque solamente se vistió para salir en un partido, ya fue suficiente para tener dicho trofeo en su palmarés. 

La continuidad de Griezmann era titubeante. El principito exigió una mejora de contrato y pasó a cobrar 21 millones de euros netos anuales, siendo el mejor pagado de la plantilla. Además se sumó la contratación de Lemar, una friolera cifra de 70 millones de euros, algo inpensable años atrás en la entidad rojiblanca.

Logró el puesto sin pelearlo

Lemar partió como titular en el primer partido oficial de la campaña. El Atlético consiguió batir al Real Madrid, para lograr la Supercopa de Europa. El extremo francés cuajó buen encuentro y parecía que sería un hombre clave para conseguir la Champions en el Metropolitano. 

Fuente: Marca

En el Atleti, los futbolistas se han hecho grandes por ganarse su puesto aprovechando las oportunidades brindadas. El mismo Oblak, Griezmann, Diego Costa y compañía, tuvieron que pasar un tiempo en el banquillo para poder crecer como futbolistas. Con Lemar no fue así. Quizás fue por su cartel de estrella, su desmesurado precio o simplemente ser íntimo amigo de Antoine. 

Si se tuviesen que buscar culpables al fracaso de Lemar, las oportunidades no entrarían en la lista. En su primera campaña, disputó 43 encuentros y participó en 9 tantos (3 goles y 6 asistencias). Jugó 2608 minutos, promediando 60 minutos por enfrentamiento. Observando cifras y viendo su desempeño en el terreno de juego, se puede apreciar que no es un futbolista goleador. Más bien, un extremo desequilibrante y asistente. Aunque en el Metropolitano, no ha conseguido demostrar ni una, ni la otra.

Segunda oportunidad, desastre total

Los medios apretaban al Cholo por la situación que vivía el francés. Dejó unas sensaciones muy mejorables en su primera temporada, pero el Atlético siguió otorgándole confianza. 

Fuente: Instagram de Thomas Lemar

Jugadores como Vitolo o Correa, ya le tienen ganada la partida. Ambos extremos ofrecen más ofensivamente y también tienen más compromiso en defensa. En esta segunda temporada se podía ver a un Lemar titubeante en la toma de decisiones y desubicado por el terreno de juego. La afición ha perdido la fe en el galo y piden una salida inminente. 

Esta temporada no ha proporcionado ni un solo gol y tampoco consiguió asistir en 1.177 minutos. Añadir a todo esto, que su valor de mercado es de 24 millones de euros, menos de la mitad de lo que costó. El Atleti no podrá sacar beneficio por él, pero la mejor opción para ambos sería cerrar esta etapa. Lemar aún es joven para retomar el vuelo en su carrera, aunque nadie se ha plantado en las oficinas del Metropolitano con una suculenta oferta.

Muchos piensan que no es válido para el sistema de juego del Cholo y otros creen que simplemente tuvo una buena campaña en Mónaco y fue un “One Season Wonder”. Podríamos estar hablando del mayor fracaso de la historia del Atlético de Madrid. No levanta cabeza y su máximos apoyos (Griezmann y Lucas) ya no pertenecen al club.

Fuente: Atlético de Madrid
Daniel Quintana Tejeda

Daniel Quintana Tejeda

Estudiante de Bachillerato Social

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here