Tras tener hecha su llegada en el verano de 2018, el técnico francés vuelve a interesarse en la estrella del Liverpool

Aunque la temporada aún no ha acabado, la directiva blanca ya está pensando en el año que viene. Los expertos pronostican un mercado de fichajes en el que nadie va a hacer un gran dispendio económico por la crisis que está asolando el mundo del fútbol, aun así, equipos como el Real Madrid necesitan hacerse con una estrella este verano.

La delantera merengue tiene un hueco enorme en el sector derecho. Con un Gareth Bale pensando más en los palos de golf que en los de una portería, Rodrygo y Lucas Vázquez no tienen el nivel necesario como para completar un tridente que piense en luchar por todos los títulos, por lo que una incorporación se antoja fundamental.

El jugador en el que piensa Zinedine Zidane para completar su ataque no es otro que Sadio Mané. El extremo senegalés ya estuvo a punto de unirse a las filas blanca en el verano de 2018, pero la salida del técnico francés hizo que la operación se fuera al garete. En aquel momento el africano acababa de ser finalista de la Champions League y aunque ya era un gran jugador, tenía un gran problema, su definición de cara a puerta.

Dos años después es un jugador mucho más completo gracias a su trabajo en los entrenamientos, que le han convertido en un futbolista capaz de echarse a todo un Liverpool a sus espaldas. Además, ahora ya es campeón de la Premier League y de la ansiada “Orejona”, lo que le da un caché mucho mayor.

¿Tiene hueco en el Real Madrid?

Todo depende el uso que le quiera dar Zidane. Si su idea es colocarle en el costado derecho, estás limitando a un jugador que desde que llegó a la orilla del Mersey siempre ha estado en el otro lado del campo, y que como mucho ha jugado de delantero centro, pero donde su nivel es mucho más bajo.

Otra opción que tiene el francés es colocar a Hazard por la derecha. El número “7” puede aprovechar su gran juego con las dos piernas para así colocar todas las piezas sobre el terreno de juego. Con el Chelsea ya ha jugado en esa posición. Aunque no es el sitio donde más cómodo se encuentra, su calidad le permite ser muy peligroso igualmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here