El palmarés e historial del entrenador alemán son pruebas irrefutables de su habilidad para transformar y evolucionar clubes

Cuando un joven Jürgen Klopp llevó a un Dortmund de baja tabla a ganar dos Bundesligas consecutivas, podíamos discutir. Cuando un año más tarde llevó a este mismo equipo a una final de Champions League, podíamos debatir. Cuando tras años de esfuerzo y dedicación ganó el trofeo máximo europeo con el Liverpool, la cosa estaba más clara. Pero tras otorgarle su primera liga inglesa en 30 años al Liverpool, es innegable: el efecto Klopp es una realidad demostrada.

El efecto Klopp consiste en reformar completamente un club. Su clave principal es su espíritu ganador y hambre de triunfo, que transmite en cada partido y contagia a todo el mundo. Y toda la explosividad que tiene la refleja siempre en el terreno de juego, donde sus equipos tienen una verticalidad excepcional y una intensidad nunca antes vista.

Y es que, si quieres conseguir un equipo ganador empezando desde 0, Klopp es sin duda la mejor apuesta. Lo hizo en su etapa con el Borussia Dortmund, cogió al equipo alemán con los ánimos caídos tras años malos y solo le costó 2 temporadas para volver a posicionarles entre los mejores equipos del mundo.

Con el Liverpool pasó algo muy similar, llegó a la ciudad inglesa y se encontró a un equipo que no era ni la mitad de la sombra de lo que fue. Y tras 5 temporadas ha sabido transmitir su personalidad y carácter que ha llevado al Liverpool a ser el equipo más temido del panorama actual.

Con una gran carrera llena de logros prestigiosos y los que le quedan, Klopp ya es considerado uno de los mejores entrenadores de la historia. Sin duda todos estamos expectantes para ver qué le depara el futuro a este genio del fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here