Un gol de Kiko Olivas en la primera parte, y otro de Ocampos de penalti en la segunda, certificaron un peleado empate

El Sevilla llegaba al partido con el objetivo de luchar por la tercera plaza y asegurar el puesto Champions. El Real Valladolid, a ocho puntos del descenso, quería sacar algo de un encuentro ante un complicado rival, para asegurar cuanto antes la permanencia.

En el once del Sevilla había tres novedades respecto al último partido. Sergio Escudero en el lateral izquierdo, y Franco Vázquez y Banega en el centro del campo. En el once blanquivioleta solo repetían dos jugadores: el guardameta Jordi Masip y Fede San Emeterio en el centro del campo. Además, en la parcela ofensiva, destacaban la presencia de Ben Arfa y del canterano Miguel de la Fuente, siendo esta, para ambos, su primera titularidad.

El partido empezó con el dominio esperado de los locales. Tuvieron ocasiones, destacando dos remates de cabeza que acababan, sin mucho peligro, en los guantes de Masip. La ocasión más clara llegó desde un centro por la derecha, que remataba Ocampos al larguero. El Real Valladolid proponía más de lo que acostumbra, sacando el balón jugado e incomodando al conjunto de Lopetegui.

Sería en el minuto 25 cuando, aprovechando una falta lejana, Míchel centraba a la cabeza de Kiko Olivas, que remataba el balón por encima de Vaclik, que se quedaba a medias en la salida, marcando el 0-1 para los pucelanos. Se mantendría el resultado hasta el descanso, sin que el Sevilla lograse crear ocasiones claras sobre la portería del Valladolid.

La segunda parte comenzó similar a como acabó la primera, con el Sevilla con la iniciativa. A los diez minutos, un centro de Jesús Navas acabaría con un remate de Munir que metía el balón en la portería. Tuvo que intervenir el VAR para advertir que el goleador estaba en posición antirreglametaria a la hora del pase, por lo que se anuló el tanto.

Sergio González hizo más defensivo su equipo por medio de varios cambios. Alguna ocasión más tuvieron ambos equipos, con las sólidas defensas como protagonistas. Aguantó el Pucela hasta el minuto 82, cuando un remate del Sevilla impactaba en la mano de Javi Sánchez dentro del área, provocando penalti. La pena máxima la transformaría Ocampos, engañando al portero.

Muy tensos fueron los minutos restantes, con ocasiones para ambos equipos. Tuvo que intervenir Vaclik con una buena parada ante un disparo de Rubén Alcaraz, y más tarde a Ünal. Así terminó el encuentro, con un empate que sabe poco al Sevilla y que da un punto al Real Valladolid que les deja a nueve puntos por encima del descenso. Le ha costado generar peligro a los locales ante una buena defensa pucelana. Próximamente, el Sevilla tendrá que visitar al Leganés, y el Real Valladolid recibirá al Eibar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here