Una selección con mucho futuro que intentará llevar a Inglaterra a lo más alto

El conjunto inglés lleva mucho tiempo sin ser un equipo de esos que ves en un bombo y tienes el temor de que te toque. Aunque en el último Mundial llegarán a la semifinal, cabe recordar que la selección inglesa no pasó de la fase de fase de octavos de final en los anteriores cinco campeonatos internacionales.

Es por esto que a lo mejor es necesario pensar en una renovación generacional en el combinado inglés. Analizándolos posición por posición hay jugadores que vienen pisando muy fuerte y serían capaces de quitarles el sitio a unos veteranos titulares.

El once de Inglaterra en la fase clasificatoria para el Mundial. Fuente: Diario AS

Un cerrojo para comenzar el once inicial

Desde la portería, el cancerbero del Manchester United cedido en el Sheffield United, Dean Henderson, ha realizado dos temporadas espectaculares, la pasada en segunda y esta en primera. En esta temporada ha encajado 24 goles en un total de treinta partidos y dejando la portería a cero en 11 partidos. Pickford, quien realizó un Mundial estratosférico, tendrá difícil el poder seguir defendiendo la portería inglesa.

Dean Henderson. Fuente: Transfermarkt

Una defensa con un futuro muy prometedor

Pasando ya a la línea de la defensa se dividirán en tres partes. El lateral derecho es una posición donde hay una gran sobrepoblación de jugadores como Recee James, Wan-Bissaka, Max Aarons y Trent Alexander-Arnold. Este último es favorito, ya que con solo 21 años de edad ha ganado una Champions League jugando como titular, además de repartir 14 asistencias y anotar 2 goles en 40 partidos disputados.

Aunque los anteriormente mencionados harán una fuerte competencia, ya que todos están realizando una temporada bastante buena. Algunos como James en su debut y otros como Wan-Bissaka o Aarons ya consolidados en el fútbol de élite, marcando diferencia en sus equipos, se presentarán como la oposición a Arnold.

En el centro de la defensa el principal posicionado para acompañar a Maguire como central de la selección inglesa, sería Joe Gomez. El joven de 23 años comenzó la temporada de una manera muy irregular saliendo desde el banquillo muy de vez en cuando para disfrutar unos poco minutos. Hasta que una lesión de Lovren, hizo que Gomez se convirtiera en el acompañante de Van Dijk, realizando unas muy buenas actuaciones.

Ben Chilwell, Buyako Saka y Sessegnon deben ser los relevos generacionales de Young. Chilwell es uno de los artífices de que el Leicester City este en la tercera posición luchando por mantenerse en Champions. Mientras que Saka es una de las pocas alegrías que ha dado al Emirates Stadium. Sessegnon ha dado un paso atrás pero está claro que dando su mejor nivel puede ocupar su posición, además de la posibilidad de jugar como carrilero si la selección inglesa juega con defensa de cinco.

Ben Chilwell. Fuente: Diario AS

Pocas posiciones y muchos jugadores

Ya en la medular, son varios los jugadores que tendrán que rifarse una posición para poder jugar. Como pivote serán Declan Rice y Kalvin Phillips los elegidos para combatir con Henderson por convertirse en el mediocentro defensivo de la selección inglesa. Phillips realizando una brillante actuación con el Leeds United en EFL y Declan Rice intentando hacer que el West Ham permanezca en Premier otra temporada más.

Jugando más adelantados y como creadores de juego encontramos a Dele Alli, jugador más que asentado en la plantilla titular. Acompañándole y a la vez haciéndole competencia Mount, Maddison y Foden. Maddison y Mount se han mostrado más que imprescindibles en sus equipos. Mientras que a Foden aunque no le hayan dado muchos minutos, cuando ha jugado, ha demostrado más que con creces la capacidad de poder convertirse en titular de la selección.

Maddison y Mount en un entrenamiento con Inglaterra. Fuente: Football Whispers

El tridente de ataque está más poblado

En la posición de delantero centro será Jaime Vardy el principal competidor contra Harry Kane, aunque Calvert-Lewin, Greenwood y Rashford pondrán toda la leña sobre el fuego por poder hacerse con esa posición.

Por el extremo izquierdo estaría más que claro que Sterling será el titular de los Three Lions, pero Jack Grealish intentará plantar cara en una posición que tendrá muy ocupada. Aunque está vez será el jugador del Aston Villa quien tendrá que cambiar la posición a creador de juego para poder disponer de alguna oportunidad. Estando también Hudson-Odoi que será el principal encargado de intentar arrebatarle la posición a Sterling misión que tendrá más que difícil.

Sancho será el encargado de ocupar el extremo derecho, pero puede ser que jugadores como Rashford ante la imposibilidad de poder poseer la posición de delantero centro, se tire a banda, como ha demostrado en más de una ocasión en el Manchester United.

Sancho y Sterling celebrando un gol ante la victoria contra Kosovo. Fuente: Diario AS

Está claro que todos los jugadores que no pueden jugar en el once inicial estarían en banquillo y pueden ser unos grandísimos revulsivos, es el caso de los anteriormente mencionados Rashford, Greendwood, Calvert-Lewin, Grealish… Así una gran ristra de jugadores con brillantes capacidades futbolísticas, pero… ¿llegarán todos al nivel esperado?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here