La Liga de las remontadas

0
19

En la temporada 2006/2007 vivimos una de las mejores ligas de nuestro siglo, con un campeón que destacó por sus grandes remontadas

El Real Madrid ganó la Liga 2006/2007 con 76 puntos. Los blancos sumaron la misma cantidad que el Barcelona después de la jornada 38, pero la ventaja que les dio el goal average les sirvió para llevarse el título de liga. Aquel Madrid estaba liderado por jugadores veteranos que superaban o rozaban la treintena: Roberto Carlos, Cannavaro, Beckham, Raúl o Van Nistelrooy. Este último llegó procedente del Manchester United esa misma campaña y fue pichichi en su primera temporada en España con 30 años, marcando 25 goles. También hubo algunos jóvenes que empezaron a destacar como Gonzalo Higuaín o Sergio Ramos.

Van Nistelrooy marcó un póker frente a Osasuna. Fuente: Real Madrid

Durante toda la temporada, el Madrid había estado remando contracorriente. Remontadas épicas en muchos partidos con varios héroes como protagonistas. El equipo blanco le dio la vuelta al marcador frente a Valencia, Recreativo, Espanyol o Mallorca, entre otros. La más impresionante fue la del Espanyol. El conjunto catalán ganaba en el Bernabéu por 1-3 con un hat trick del “rifle” Pandiani. En la segunda parte marcarían Raúl, Reyes e Higuaín. Este último puso el 4-3 en el marcador en el 90 e hizo estallar al Bernabéu. Era la jornada 34 y ese gol fue de vital importancia.

Llegamos a la jornada 37. El Madrid visita la Romareda y el Barça juega en casa frente al Espanyol. Los blancos iban 2-1 por debajo en el marcador cuando Van Nistelrooy marcó su segundo gol del partido, poniendo el empate y dando esperanzas a los blancos. Mientras, en el Camp Nou, el Barcelona ganaba 2-1. Segundos después de que el delantero holandés del Madrid pusiera el empate en Zaragoza, se cantó gol en el Camp Nou. Raúl Tamudo había empatado y ponía al Madrid líder de nuevo. Esto fue nombrado como “El Tamudazo”. El empate de ambos le sirvió a los blancos para llegar a la última jornada dependiendo de sí mismos para ganar la Liga. Enfrente, esperaba el Mallorca.

Era la jornada 38 y el Bernabéu estaba expectante. Podía llegar la liga número 30 en casa pero no sería tarea sencilla. Varela adelantó al Mallorca en el minuto 16 y al Madrid le tocó remar contracorriente una vez más. Tras muchos intentos, el conjunto blanco encontró el gol del empate en el 68 de la mano de José Antonio Reyes. Unos diez minutos después, Diarra puso a su equipo por delante y al poco tiempo, Reyes marcó otro gol que cerró su doblete y puso la guinda a una Liga que no podía acabar de otra forma que no fuera con una remontada del Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here