¿Es Dele Alli el futuro del Tottenham Hotspur?

0
26

El joven inglés ha demostrado un nivel espectacular que ha contribuido a devolver al club a su lugar entre los grandes de Inglaterra

Las primeras temporadas de Dele Alli fueron espectaculares. En ellas cosechó unos números para nada comunes en un jugador de su edad con tal poca experiencia. Un rendimiento que, sin embargo, le ha sido imposible de mantener, al menos en el apartado numérico.

Si bien hace dos años no cabía duda de que Dele Alli iba a hacer historia, ahora ya hay quien se plantea si el mediapunta tiene futuro en el Tottenham. Por ello, en este artículo vamos a tratar de dilucidar si este jugador puede ser el futuro del Tottenham Hotspur.

Los años dorados

Bamidele Jermaine Alli, también conocido como Dele Alli, fichó por el Tottenham Hotspur el 2 de febrero de 2015 procedente del MK Dons. Su precio, 6’63 millones de euros, una cifra nada desdeñable para tratarse de un joven de 19 años que jugaba en la Tercera División inglesa. Sin embargo, Mauricio Pochettino vio algo en él, algo que le impulsó a pedir su incorporación.

Así las cosas, después de acabar la temporada 2014/15 con el MK Dons, Dele Alli aterrizaba en White Hart Lane. Llegaba a un Tottenham distinto al que conocemos ahora, no tanto por nombres sino por rendimiento colectivo. Y es que la temporada anterior, los Spurs habían encadenado la quinta temporada consecutiva sin clasificarse para Europa. En la primera gran temporada goleadora de Harry Kane (21 goles) los del norte de Londres se habían tenido que conformar con la quinta plaza.

Pese a todo, la 2015/16 fue una temporada revolucionaria. El equipo no solo consiguió clasificarse para la  Champions League. También fue el más digno competidor que tuvo que enfrentar un Leicester histórico. El Tottenham Hotspur fue el principal competidor de los de Claudio Ranieri hasta que, a falta de tres jornadas, un gol de Eden Hazard les apartaba definitivamente del título.

En una temporada en la que los grandes no rindieron resurgió el Tottenham liderado por una camada de jóvenes británicos. Con Kane y Dele a la cabeza, jugadores como Ben Davies o Eric Dier completaron un equipo que destacó por su solidez. El primero volvió a superar la barrera de los 20 tantos (25) y el segundo estuvo cerca de alcanzar los dobles dígitos en goles y asistencias (10 y 9 respectivamente).

El resurgir del Tottenham y la irrupción de Dele Alli no pasaron desapercibidos en Europa. Así, el inglés entró entre los 40 nominados para el Golden Boy. Un premio con el que se alzó Renato Sánches, miembro integrante de la Portugal que logró alzarse con la Eurocopa de selecciones.

El equipo siguió creciendo y Dele Alli también. En la 2016/17 el club firmó su mejor clasificación de los últimos (2) y los registros de Dele se dispararon. Con 18 goles y 9 asistencias volvió a acercarse a los dobles.

La única pega que se le puede encontrar a esta campaña fue la competición Europea. Su nivel en el retorno a Champions no fue suficiente y acabaron cayendo a la Europa League. En esta competición no conseguiría aguantar más de una ronda.

Mejor sería la siguiente campaña Europea. El equipo, liderado otra vez por Harry Kane y Dele Alli, tumbó al Real Madrid de Zinedine Zidane en White Hart Lane y consiguió rascar un empate en el Bernabéu. Gracias a ello logró pasar como primero en el mismo grupo que el equipo que alzaría el trofeo. Solo la Juventus de Turín, lograría apearles de la Competición en Octavos de final.

El principio del fin

Este año, sin embargo, Dele Alli volvería a ver como sus números bajaban: 9 goles y 11 asistencias. El mediapunta conseguía superar al fin las 10 asistencias, pero se quedaba sin llegar a los 10 goles por primera vez desde que llegó al Tottenham. Además, esta temporada el joven inglés se situaba en el centro de la diana cuando enseñaba una peineta a Kyle Walker durante un partido con la selección inglesa.

El principio del fin para Dele. La siguiente temporada sus cifras bajarían todavía más. Solo 5 goles y tres asistencias en el año en que su equipo alcanzaba la primera final de Champions de su historia. La razón: las lesiones. Ni más ni menos que 13 partidos se perdió en total. Una distensión en el muslo le alejó 48 días de los terrenos de juego en los que se perdió 12 partidos. A esta grave ausencia se le unió otra lesión por una fractura en la mano por la que se perdió otro partido.

Fuera de lugar

La presente temporada la comenzó fuera de posición. Pochettino quiso evolucionar tácticamente hacia un 4-4-2 con rombo. Una formación en la que el puesto de enganche era para Eric, el Coco, Lamela.

Nada más comenzar la campaña una lesión de muslo le tuvo 20 días fuera de los terrenos de juego. En los dos partidos que se perdió, el argentino ofreció dos muy buenas actuaciones por detrás de Kane y Son.

Esto alejó a Dele de su posición natural, forzándole a jugar en una posición más retrasadas. Esto junto al mal momento de forma del jugador y del equipo levantó las críticas en redes sociales. Todo lo conseguido en temporadas anteriores habían convertido a Dele Alli en un jugador mediático. Por ello, las redes sociales empezaron a llenarse de términos como “sobrevalorado” para referírsele.

Ni siquiera con la llegada de José Mourinho sirvió para acallar las críticas. A priori el esquema del portugués iba a beneficiar a Dele. Todo el juego iba a pasar por sus botas. No obstante, en cuanto los rivales empezaron a leer el juego de “The Special One” el inglés volvió a quedar anulado.

Con la lesión de Kane, Dele tuvo que echarse el equipo a la espalda. Pese a las críticas, su juego era de lo poco salvable de esta temporada. Esto tampoco fue suficiente para alejarle del ojo del huracán mediático.

Para más inri llegó la lesión de Son. Con la baja del surcoreano el equipo se quedó sin delantero y Dele, comodín para todos los entrenadores que ha tenido, tuvo que ocupar esta demarcación. Otra vez fuera de su sitio siguió siendo capitán de un barco a la deriva.

El futuro del Tottenham Hotspur

Pese a todo esto, solo Dele Alli puede conocer el futuro de Dele Alli. El jugador ha demostrado ser capaz de lo mejor y de lo peor. Como hemos visto, ha combinado grandes temporadas con temporadas menos buenas. Solo él es capaz de reconducir su rendimiento.

Pese a todo, ser el futuro del Tottenham Hotspur son palabras mayores. Con todo un Harry Kane en el equipo, el puesto de estrella está bien ocupado. La única opción que Dele tendría de convertirse en el baluarte del Tottenham sería que el artillero acabara consumando su salida. Numerosos cantos de sirena tratan de alejarle del club que lo crió. Ahora con el panorama económico legado por el coronavirus es complicado, pero en un futuro podría salir siempre que no consiguiera títulos con los Spurs.

Pese a ello, la salida del delantero sería un drama para el Tottenham. Juntos, Dele y Harry han formado una dupla que tardarán tiempo en olvidar en el norte de Londres. Juntos se retroalimentan y se hacen mejores. Esta dupla sí es el futuro del Tottenham, un brillante futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here