El fútbol femenino a nivel internacional no dio el gran salto hasta 1991, donde la FIFA organizó el primer Mundial disputado China.

A partir de ese momento, cada cuatro años las mejores selecciones se reunían para jugar entre ellas. Eso sí, antes, también hubo un gran evento femenino, pero es poco conocido.

Nos encontramos en 1969. En Inglaterra el fútbol femenino había logrado cierto reconocimiento por parte de la población obrera, sobre todo tras la fundación del Dick Kerr’s Ladies, equipo de Preston, que había nacido a raíz de la Primera Guerra Mundial, donde las mujeres ocuparon las fábricas mientras los hombres eran llamados por el ejército. El equipo creció mucho y se hizo un nombre en la sociedad, pero finalmente se disolvió en 1965.

El equipo del Dick Kerr’s Ladies. Fuente: Radio Cantilo

El fútbol femenino perdió interés tanto en Inglaterra como en Europa, pero la victoria de la Selección Inglesa ante Alemania Federal en el Mundial del 1966, incentivó a muchas mujeres y a activistas. A espaldas de la FA (Football Association), un 1 de Noviembre de 1969, 44 representantes de distintos equipos se reunieron en Londres para formar la WFA (Women’s Football Association). Fue un gran paso, ya que fuera del país británico había poco movimiento.

Italia y Alemania también estaban haciendo progresos pero sin tanto revuelo, hasta que ese mismo año se creó también la Federación Internacional de Fútbol Femenino (FIEFF) con el objetivo de organizar un Mundial. Esa federación tenia sede en Italia, por lo tanto se quería hacer un gran torneo con sede en el mismo país, y así como en 1970 se celebró.

Mundial de Italia en 1970

La historia oculta de las 16 mujeres de la selección invisible de ...
Fuente: Infobae

Patrocinado por la famosa marca de bebidas Martini & Rossi, en esa Copa del Mundo – no oficial porque no obtuvo el reconocimiento ni de la FIFA ni de la UEFA – participaron 7 selecciones: Italia, Dinamarca, Inglaterra, México, Austria, Suiza y Francia. Hubo un octavo combinado, Checoslovaquia, pero se retiró antes de iniciar el torneo.

La ganadora de esa primera edición fue Dinamarca, pero curiosamente no llevaba a las mejores jugadoras del país, sino a un equipo, el Boldklubben Femina. Vencieron 2-0 a Italia en la final con goles de Hansen y Sescikova ante 40.000 personas en el Stadio Comunale de Turín. Además en esa final las danesas tuvieron que jugar con una equipación prestada por el Bolonia, pues en el hotel les robaron la equipación blanca.

Mundial de México en 1971

Antes y después del partido inaugural en los periódicos de 1971. Fuente: El Universal

Un año más tarde, justo cuando la FA retiró la famosa prohibición del fútbol femenino en Inglaterra, donde los equipos no podían jugar en estados de clubes masculinos, se organizó uno de los torneos femeninos más grandes de la historia pero a la vez más desconocidos. De nuevo, gracias a Martini & Rossi, una potencia industrial.

Aún así ese torneo seguía sin ser oficial por los mismos motivos que el anterior: no era reconocido por las máximas instituciones del fútbol. Participaron seis selecciones que se dividieron en dos grupos. El primero lo formaban Inglaterra, Argentina y México, mientras que en el segundo estaban Italia, Dinamarca y Francia.

La poco conocida historia del Mundial México 1971, cuando el ...
Fuente: BBC

Ese torneo tuvo un gran recibimiento por parte del país. Se había jugado en 1970 el Mundial que ganó la Brasil de Pelé 4-1 a Italia, y México quería repetir con otra fiesta futbolera. El 15 de agosto se realizó el partido inaugural en el estadio Azteca, y 80.000 personas vieron la victoria de la selección anfitriona ante Argentina por 3-1. Además también ganaron a Inglaterra e Italia, algo que las clasificó a la final, para enfrentarse a Dinamarca, la misma selección que ya había vencido en la edición anterior. 

Todo iba bien. Había una gran afición, apoyando sobre todo los partidos de México. Bien es cierto que por parte de la prensa, se veían mofas y burlas hacia las jugadoras, pero económicamente ese torneo estaba dando sus frutos. Pero, antes de disputarse la final, las jugadoras mexicanas decidieron negarse a jugar si no recibían una compensación económica. Ni la federación ni la organización aceptaron la petición, ya que no era justo que ellas cobraran y el resto de equipos no. Finalmente, decidieron jugar, al menos para el aplauso de una afición que las había apoyado desde el primer momento.

Partido de México en el estadio Azteca. Fuente: La Vanguardia

Según medios del momento, 110.000 personas acudieron al estadio del Coloso de Santa Úrsula para ver el encuentro. Terminó con decepción por parte local, ya que las danesas vencieron por 3-0, con un hat-trick de Sussane Augustensen. Tan solo tenía 15 años. De hecho no fue la única chica menor de edad. Había un montón de jugadoras que no superaban los 18. Cabe destacar que en la selección inglesa se encontraban Leah Caleb con 13 años, y Gill Sayell con 14.

Pese a que fue un torneo muy exitoso, se perdió la continuidad para disputar más ediciones debido a la falta de organización de las federaciones. Bien es cierto que se hicieron varios torneos, pero no con la misma repercusión de ese Mundial en México. Se organizó un Mundialito Femenino. La primera edición tuvo lugar en Japón, las tres siguientes en Italia. La selección italiana ganó en 1984 y en 1986, y la inglesa ganó en 1985 y  en el 1988. Pasó esa década con el fútbol femenino un tanto olvidado, pero finalmente la FIFA organizó en 1991 el primer Mundial en China.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here